Image hosting by Photobucket

Secciones
Lo más reciente
Archivo
Buscador
Technorati Buscar
RSS

RSS - XML de El Gatocpardo

Friday, March 17, 2006
VIDA DE HOY/ Siguiendo el rastro
Prever dónde ocurrirán los delitos, tomar medidas para evitar que sucedan y frustrar su traslado a otros lugares suena como a Minority Report (Sentencia Previa), película que protagonizó Tom Cruise en el 2002, en donde los agentes se encargaban de arrestar a asesinos antes de que éstos cometieran sus crímenes. Todo gracias a una avanzadísima tecnología que permitía anticipar hechos futuros.

Pues bien, como otros de los vaticinios hechos por el cine, esto ya es una realidad. Lo que en su momento sólo le cabía en la cabeza a Spielberg, ahora hace parte de lo último de la tecnología contra el crimen.

En la oficina de operaciones de una de las seis provincias que existen en Santiago de Chile, cuatro ‘sabuesos’ oficiales realizan, con la ayuda de un sistema informático, un seguimiento a los frecuentes robos que suceden dentro de su área.

Pueden saber dónde se han cometido, cuáles son las horas de mayor ocurrencia y, con la información capturada, el programa indica cómo ha avanzado el robo en esa zona históricamente y hacia dónde se podría dirigir en el futuro.

Con estos datos en mano, se planifica de modo infalible el envío de policías a las calles, al lugar donde la tendencia indica que se podrían producir los robos a futuro, de modo que se vaya sobreseguro para agarrar a los delincuentes con ‘las manos en la masa’.

El General Luis Ortiz Pietrantoni, ingeniero y director responsable del proyecto, comenta que “espera que el sistema esté plenamente operativo desde el mes de marzo y, de acuerdo al comportamiento que tenga, la idea es expandirlo a otras ciudades del país que presenten indicadores relevantes en cuanto a población, delitos, etcétera”.

“Viendo las funciones que podría cumplir este centro, se pensó en el desarrollo científico tecnológico de un modelo de predicción criminal”, agrega el General Ortiz. Un equipo multidisciplinario formado por un doctor en ciencia, un doctor en matemática, ingenieros de la institución y civiles de la Universidad de Ciencias de la Informática se unió para darle forma a esta idea.

“Nos pusimos a pensar qué podíamos hacer como un trabajo consistente, profundo, que incorporara tecnología y ciencia, pero teniendo siempre en mente un objetivo concreto: mejorar la gestión y la distribución de los medios policiales en los diferentes sectores de una ciudad”, explica el uniformado chileno.

El ‘analiza-cocos’
No es la primera vez que surge un proyecto de esta magnitud para perseguir el crimen. Hace dos años, las autoridades chilenas empezaron a trabajar con una novedosa tecnología de reconocimiento facial e identificación para control migratorio, que al parecer fue inspirada en el filme donde, el hoy gobernador de California, Arnold Schwarzenegger era nada más y nada menos que ‘El Vengador del Futuro’.

El moderno sistema de seguridad, que fue adquirido a la empresa Unisys por la bobadita de 2,2 millones de dólares en el 2004, es capaz de detectar a todos los delincuentes prófugos. Consiste en una solución biométrica capaz de comparar la estructura ósea del cráneo de cualquier cristiano con el de los ‘chicos malos’ almacenados en una base de datos de la policía.

La súper máquina pasa desapercibida en el aeropuerto. Aunque no la confunden con la cafetera, los pasajeros no se dan cuenta que cuando entreguen su pasaporte al oficial de migración una cámara fotográfica (oculta) les toma seis imágenes de distintos ángulos. Un fotoestudio al mejor estilo Foto Japón sino que sin fondo azul y gratis.

Luego de verificar simultáneamente si el documento es auténtico, el nombre del pasajero será ingresado a una base de datos de la policía donde aparecerá el detalle de su situación judicial: llámese procesos por accidentes de tránsito, demanda por alimentos, exhibición en vía pública por tener ‘eso’ muy cerca de ‘aquello’, etc.

Al segundo siguiente, la solución biométrica comparará la estructura ósea del cráneo del pasajero con la de delincuentes de la talla de Paul Schäfer u Osama Bin Laden. Como para que por cosas del destino o por una falla técnica nuestra testa coincida con la de alguno de estos personajes. ¡Qué dolor de cabeza!

En la delantera
Contrario a lo que muchos pensarían, en Colombia estamos a la vanguardia en materia de tecnología forense. El Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses es uno de los más completos en cuanto a equipos se refiere de América Latina.

Tenemos nuestro propio ‘CSI’ conformado por cuatro instituciones: DAS, Fiscalía General de la Nación, Policía Nacional y Medicina Legal.

Este equipo cuenta con lo más excelso de detectives, antropólogos, fotógrafos, odontólogos, químicos, morfólogos, ingenieros mecánicos, físicos y topógrafos que se encargan de la reconstrucción facial, verificación de la autenticidad de documentos y firmas, análisis del ADN, acústico, balístico, por mencionar algunos.

Ellos armados de su experiencia y de la tecnología deben comprobar si era cierto que el Fulano de tal, ¿habrá estado en el lugar de los hechos?, ¿habrá disparado el arma?, ¿lo habrá hecho solo o acompañado? ¿Estará diciendo la verdad? Esas son algunas de las tantas preguntas que hacen parte de sus sesudos cuestionarios.

Muchos quieren ser como ellos. Hay quienes especulan que desde que entró en vigencia el nuevo sistema acusatorio, se han creado muchas expectativas sobre la investigación criminalística, como un nuevo campo laboral.

Eso explicaría por qué hay tantos jóvenes que anhelan estar en la escena del crimen, como lo hacía en los tiempos de sus padres ‘Quincy’ y ahora Gil Grissom en la serie CSI.

Su misión será resolver una intriga que ha ido pasando de generación en generación o al menos seguir preguntando de esquina a esquina. ¿Por qué mataron a Betty si era tan buena muchacha?: ¡Elemental, mi querido Watson!


Publicaciones Cambio

escrito por Christian Pardo @ 8:26 AM  
3 Comentarios:
  • A las 9:36 AM, Anonymous comepinguinos dijo…

    Afortunadamente, aún podemos hacer nuestra las consignas del "Estado de Derecho" y el limite va a estar dado necesariamente por la comisión del delito y no por la intención delictiva. Por lo tanto, las agencias penales van a estar en general restringidas al delito flagrante (a pesar de haber ciertas figuras penales que rocen el difuso limite entre la intención y la comisión)...
    Por lo demás, y como vimos en la pelicula de Spielberg, la patina cientifica no hace infalible al método.

     
  • A las 8:15 AM, Blogger j. dijo…

    El visionario detrás de las ideas de ambas películas (Total Recall y Minority Recall) es realmente el escritor norteamericano Philip K. Dick. Spielberg sólo oficia de intermediario cojo.

     
  • A las 5:37 PM, Blogger Christian Pardo dijo…

    Javier, gracias por la aclaración. ¡Qué bueno verlo por acá! Un abrazo, CP

     
Post a Comment
<< Home
 

Christian Pardo, 26 años
Bogotá, Colombia
Periodista, arquitecto de información web, voz comercial y bloguero. Estudiante de Gerencia de Proyectos en Telecomunicaciones. Contáctelo

[In other words] He's been a reporter, web editor and columnist.
Ver más
Visitas hasta hoy
Primer colectivo blogs periodísticos en Colombia
Premio Nacional de Periodismo, CPB 2006, Mejor sitio web de noticias
Manifiesto

;Marca Gatocpardo

Links
Patrocinado por

BLOGGER

imagen
BloGalaxia la blogoteca
eXTReMe Tracker